JAQUE MATE

Joseph Blatter se va por la puerta de atras, dejando una estela de dudas en el Planeta Futbol.

Joseph Blatter se va por la puerta de atras, dejando una estela de dudas en el Planeta Futbol.

Aunque para esta semana la dedicación del espacio era hacia la Vinotinto y sus 23 convocados para la Copa América, la FIFA nos obligó a cambiar el rumbo, de la misma forma en la que a ella ahora le toca.

Apenas hace unos días decíamos que quienes aún ejercen el poder se sentirán como el ‘Gran Hermano’, vigilados y, en medio de esa paranoia serán forzados a dimitir”. Y mas que un ejercicio de adivino o de ‘sacar pecho’, sirva la afirmación para reforzar la tesis de que ni siquiera en tan altas esferas de poder se es intocable.

Es que apenas cuatro días después que lo reeligen con una mayoría cómoda, que no abrumadora como otrora, Joseph Blatter decide abdicar, pues en sus propias palabras “lo que más cuenta para mí es el fútbol”.

A priori el altruismo del mandamás del fútbol mundial parece exaltado, sin embargo su salida obedece más al profundo hecho de verse casi inmiscuido en los escándalos de corrupción que por estos días brotan alrededor de la FIFA como las flores en primavera. Si bien las investigaciones aun no le tocan de manera directa, su entorno más inmediato ya forma parte de los indagados por la justicia norteamericana, lo cual lo pone en plan de cómplice, y ni siquiera sus declaraciones a lo ‘Poncio Pilatos’ luego de ser reelecto (“No puedo monitorear a todo el mundo todo el tiempo”) le salvaron de una muy rápida salida.

Hay quienes creen que no debimos llegar a una pantomima de votación que sirvió para poner a unos contra otros y develar fieles y traidores, y que Blatter debía dimitir, posponiendo el Congreso para un momento en el que las condiciones estuvieran dadas.

Sin embargo el suizo aún se sentía fortalecido, lleno de ese poder plenipotenciario que tanto le dieron las federaciones, corporaciones y unos cuantos gobiernos. Fue eso lo que precisamente le permitió a su entorno, el de Suiza y el de cada confederación continental jugar “por debajo de la mesa”, sin pensar que alguien les vigilaba o peor aún, que les vendía para salvar el pellejo.

Ahora que el daño esta hecho, y que hundido en su ignominia el dedo acusador le seguirá apuntando durante la transición, el fútbol se mantendrá empañado, mas involucrados saldrán a la palestra y el futuro no será tan halagador como antes, pues lógicamente los cuestionamientos morales y económicos estarán a la orden del día, llegando incluso a crear verdaderos inconvenientes en competiciones y organizaciones.

El Rey ha caído, pero no fue solo Blatter, sino el deporte Rey. Hasta la próxima.

Advertisements

One comment

  1. sonidosdelmundoradio · · Reply

    Si se limpia los altos niveles de la FIFA. ¿Cómo quedan las Federaciones de por lo menos los países cuyos dirigentes están involucrados? ¡Saludos!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: